jueves, 15 de agosto de 2013

TARTA DE NATA Y FRUTAS



Hoy celebramos el cumple  de mis sobrinas (por parte de mi marido) Raquel y Sara.
A Sara la peque, que cumplió 4 añitos, le preparé una mini tarta de queso (podéis ver la receta aquí) y a Raquel la mayor, que cumplió 11 años le hice una tarta de nata y frutas a petición de ella.
Pese a que la decoración no es lo mío, la tarta quedó riquísima y muy fresquita en un día como el de hoy, que hace tanto calor.
Si vais a hacer esta tarta os recomiendo hacerla el día anterior, ya que, aun que es muy fácil lleva su tiempo.


Ingredientes:

Para el bizcocho:

- 4 Huevos
- 2 yogures naturales
- 3 vasos de yogur de harina
- 2 vasos de yogur de azúcar
- 1/2 vaso de yogur de aceite de oliva
- 1 sobre de levadura
- Ralladura de un limón


Para la tarta:

- 500 ml de nata líquida para montar (35% materia grasa)
- 100 gr de azúcar
- 1/2 sobre de cuajada
- frutas variadas



Preparación:

Primero tenemos que preparar el bizcocho; para  esta tarta, utilicé la receta del bizcocho de limón (podéis verla aquí).
Lo hice exactamente igual, sólo que en un molde desmoldable, al que le forré la base con papel de horno, para que sea más fácil de desmoldar después. Pinté las paredes con aceite y hornee unos 30 minutos a 180º.


Dejamos enfriar el bizcocho completamente y lo partimos en dos o en tres, según el grosor del bizcocho, con un cuchillo de sierra. (Yo lo partí en tres, aunque en la foto sólo se vean dos trozos).
Montamos la nata, para que la nata quede bien montada y no se deshaga debemos seguir los siguientes pasos:
 1-Debemos tener la nata en la nevera unas horas antes, para que esté bien fría.
 2- La nata debe tener un 35% de materia grasa, como mínimo.
 3-El cuenco donde vayamos a montarla debe ser de cristal o acero, y lo tendremos en la nevera unas   horas antes, junto a las varillas de la batidora.
 4-Añadiremos 1/2 sobre de cuajada al principio y el azúcar cuando esté casi montada.
Sabremos cuando la nata está completamente montada, cuando las varillas dejen unos surcos profundos en ella.
Cortamos las frutas que queramos usar, en trocitos pequeños, reservando unas pocas par la decoración. También podemos usar un bote de macedonia en almíbar o una sola fruta.
Pintamos el bizcocho con el almíbar de la piña o el melocotón, si no hemos usado ninguna fruta en almíbar, haremos uno, calentando la misma cantidad de azúcar que de agua en un cazo y revolviendo hasta formarlo.
Untamos la primera capa del bizcocho con la nata, ayudándonos de una espátula y repartimos las frutas por encima. Hacemos lo mismo con la siguiente capa y tapamos con la última capa de bizcocho.
Cubrimos toda la superficie de nata, bien con una manga pastelera o con la espátula dejándola  lisa.
Decoramos a nuestro gusto con la fruta reservada.

Si la hacéis el día anterior, os recomiendo que la decoréis con la fruta al día siguiente, porque puede soltar jugo  y  podría derretir la nata.
Es importante mantener la tarta en la nevera hasta el momento de su consumo.


   ¡ESPERO QUE OS GUSTE!





4 comentarios:

  1. Hola!! Muchísimas por la visita. Menuda suerte tienen tus sobrinas con una tia tan detallista. Muchas felicidades a las cumpleañeras!! Yo hago una muy parecida, es la favorita de mi marido por eso sé que está deliciosa. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por pasarte y comentar! Un besazo.

      Eliminar
  2. Ya ves, aqui sigo cotilleando tus recetas.
    Esta me encanta, asi que no pienso perdermerla
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡me alegro un montó que te guste! Besos.

      Eliminar

No olvides dejarme un comentario, me hace mucha ilusión leerlos e intentaré contestar a todos.