sábado, 17 de mayo de 2014

ESTOFADO DE POLLO CON GUARNICIÓN




Hoy os traigo por fin un plato de comida, después de tanto dulce. Es un plato muy casero porque todos los ingredientes son cultivados en casa y algunos recién cogidos de la tierra. Mi madre tiene un huerto tan grande que abastece a toda la familia. Por eso cuando yo me independice llené mi jardín de plantas y flores. A mi madre le encanta trabajar el campo y a la hora de sembrar (así como de hacer de comer) siempre le parece poco.  Es un lujo tener todos estos alimentos frescos en casa, es lo que más me gusta de vivir en el campo. A la hora de recolectar , los alimentos más perecederos como pueden ser los guisantes, los tomates o los pimientos, mi madre los congela, así le duran todo el año hasta la próxima recolecta.  Pues bien,  este plato está hecho (menos las especies y el aceite claro) con ingredientes caseros del huerto de mi madre. ¡Todo un lujo y un placer!

Ingredientes:



+ colorante alimentario


Preparación:

  1. Lavamos los muslos y los ponemos en un cuenco. Los sazonamos con sal, perejil picado y ajo molido y los rociamos con un chorrito de aceite de oliva (la mitad de medio vaso) y con un chorrito de vino blanco. Los dejamos macerar unas horas.
  2. Ponemos una olla al fuego y echamos el resto del aceite de oliva. Sofreímos el pollo a fuego fuerte para dorarlo un poco, podemos añadairle en este punto las hojas de laurel. El adobo usado lo reservaremos para más tarde. Una vez dorado el pollo lo reservamos en una fuente.
  3. En el mismo aceite que hemos usado para el pollo, sofreímos los ajos, la cebolla y el pimiento bien picaditos en trozos muy pequeños.


  1. Escaldamos los tomates unos segundos en agua hirviendo, y les sacamos la piel (así saldrá fácilmente). Los troceamos y los añadimos al sofrito. Añadimos un par de cucharaditas de pimentón dulce, una de pimentón picante, la pastilla de avecrem, el colorante y una pizca de especies surtidas. Revolvemos bien para que se deshaga la pastilla de caldo y se mezclen todos los sabores. En este punto, si no te gusta encontrarte los trocitos del sofrito, puedes triturarlo con la batidora, yo no lo hice porque a mi me gusta más así.
  2. Pelamos y cortamos la zanahoria y las patatas y las añadimos a la olla. Lavamos los guisantes y los echamos también. Añadimos el pollo reservado, y las hojitas de laurel. Salamos al gusto.
  3. Añadimos el adobo reservado y cubrimos de agua. Dejamos cocer unos 20 - 25 minutos aproximadamente, hasta que se haya consumido la mitad del caldo y las patatas y las verduras estén en su punto.



Retiramos del fuego y dejamos reposar 10 minutos, para que termine de tomar sabor. Servimos bien caliente.





¡Para chuparse los dedos!

2 comentarios:

  1. ¡Qué buena pinta tiene este pollo! un lujazo para la mesa. Muchos besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Alicia! Tus comentarios si que son un lujo!!!.... Besos guapa.

      Eliminar

No olvides dejarme un comentario, me hace mucha ilusión leerlos e intentaré contestar a todos.